jueves, 29 de marzo de 2007

En un futuro no muy lejano...que quizás yo ya no veré..o quizás sí

En un futuro no muy lejano, estaremos todos conectados a internet, y viviremos así. Trabajaremos, nos educaremos, creceremos, nos enamoraremos, sin salir de casa, sólo conectados a internet. Nos intercambiaremos fotos del exterior, fotos de la gente, fotos de cosas que no podemos ver, sólo a través de internet.

Cuando salgamos, nos deberemos preparar, y deberemos ir, a través de conductos, a nuestro destino, que será un centro de reunión cubierto, con diferentes galerías y estancias, en el que podremos hablar con otras personas, pasear, comprar. Una vez terminada nuestra experiencia, deberemos volver directamente a nuestro habitáculo, para descansar, comer algo preparado o conectarnos otra vez a internet.

No creo que vivamos en pareja, quizás unos pocos. Lo más probable es que nos invitemos por temporadas, quizás sea todo mucho más liberal.

Nos reproduciremos? Pues claro que sí. Será obligatorio. Habrá impuestos altisimos que nos podremos ahorrar si tenemos descendencia que, eso sí, mediante internet, serán educados y entretenidos de forma muy sencilla.

La diversidad se va a ir apagando. Desconozco si podremos comer cosas exóticas, más bien creo que comeremos casi lo mismo cada día, puesto que traerlo de lejos será caro y contaminante, y contaminar estará penado por la ley. Pero eso no quiere decir que el medio ambiente esté impóluto: al contrario. Deberemos protegernos del sol, de las miasmas, de ciertas zonas afectadas, bueno, prácticamente de todo, ya dije que éstaríamos encerrados en casa todo el día.

Consumir agua, otros elementos básicos, será carísimo. Es probable que hayan desaparecido muchos de los oficios usuales, con lo que no veo cómo se van a poder pagar esas facturas, cómo se va a obtener lo necesario para pagarlo. Lo más seguro es que el 95% de lo que haga la gente, serán servicios digitales para los demás, o temas de infraestructura, protección, medicos...

No estarán con nosotros los animales como los vemos hoy en día, ni las plantas, ni... aunque...quien sabe...si tecnológicamente estuviésemos suficientemente avanzados, podríamos viajar a otro planeta y empezar otra vez a destrozarlo. Sería divertido, no os parece?

Si os fijais, prácticamente todo lo que os he dicho ya lo estamos haciendo.
Pero lo último, la última frase, de momento, para cumplirla no nos hace falta viajar a otro planeta, con este ya lo estamos haciendo muy bien.


Saludos amigos


(este autobús no lleva pasajeros, lleva unos bidones con forma más o menos humana, llenos de líquido, y con un tapón en lo que sería el cuello. Paró en la parada, no subió nadie, y se fue...bluurrs)

5 comentarios:

María dijo...

Solo al empezar a leer el titulo ya me estoy riendo.
Internet es mucha internet, pero no creo que llegue a sustituir a la vida, a una caricia, a perderte en unos ojos...
No creo.
Voy a contestarte en mi blo jajajaja
Un beso.

fullmoonthe dijo...

me recuerda a lo del pastor y el lobo el lobooo!

voy a ver qué me has contestado en tu bliojjj

esto parece un asereajedrez a tres bandas

el cucaracho maligno

))) lunera ((( dijo...

Probando, probando...

apócrif@ dijo...

Segunda prueba...

El Arrepentido que se arrepintió dijo...

Me recuerda las novelas futuristas de Asimov, donde el caos tecnológico casí ha arrasado con la vida como la conocemos, soy un poco más optimista y creo que se llegará a un término medio aceptable con la naturaleza, una especie de tregua, es decir: nosotros paramos de agredirla y ella no nos hace talco con su poder.

Saludos y abrazos Bro, descanza en tus merecidas vacaciones