lunes, 12 de marzo de 2007

Corniales se suelta (7to cielo o 7to sello)

Inicio

Anterior


No pudo más. Como un huracán, tifón, furia desatada, se lo soltó todoo! Que si le había engañado, que si David le había dado su confianza, que si fue incluso David mismo quien sugirió de coger a otra persona...Cómo pudo el jefe, el super jefe apreciado, traicionarle de manera tan vil y nocturna, ultrajándole por detrás y sin aviso?

Es que realmente, David consideraba a su jefe como su padre. Había desarrollado un afecto peculiar, un cariño paternal que mutuamente de hecho se le correspondía: el trato era de tal confianza mutua, que lo que sí le sorprendía era la magnitud de la traición: si su jefe le hubiera llamado, y le hubiese dicho a priori: mira, tenemos que coger a un chico que habla idiomas, y los idiomas son muy importantes, tenemos que pagarle más...pues seguro que David lo hubiese aceptado, incluso quizás con alegría puesto que era un enriquecimiento del departamento.

El hecho de recibir la puñalada trapera era lo que más le dolió.

Hablaron por supuesto, también de su propio sueldo. Al parecer, o así se lo creyó, el jefe había luchado por él delante de gerencia y de los propietarios, defendiendo su buen labor. No se acababan aquí las sorpresas: David se veía saliendo del despacho, con sentimiento de agradecimiento. Ésta era una de esas paradojas de la vida, en la que por darte XQLO, pagas y encima estás contento. Ciertamente era así, porque luego de discutir un rato, no se sacó nada más en claro: solamente que el dador XQlo no se sabía demasiado quien era, quizás el hado adverso, y que ese macro esfuerzo -ya hablamos de esto en otra ocasión- ese hartón de trabajar, ese sinvivir y mucho viajar, ese no tocar de pies al suelo...mejor lo íbamos olvidando porque la salud es más importante y ya el café le había causado una media llaga en el estómago.

Próximo día 15: David ya debe empezar de cero y reconstituirse y remineralizarse

Siguiente


3 comentarios:

El Arrepentido que se arrepintió dijo...

Pobre David ¿Nadie le enseñó que en los negocios pasas a ser solo un número en la estadistica absolutamente descartable.

Recomiendale comprar el cuchillo-destripador de acero inoxidable, tal vez, en un futuro... ¿Quien sabe?

fullmoonthe dijo...

Buenas repe!
El tal David es un pupas, un honesto en este mundo deshonesto, un justo en este mundo injusto, y...un ingenuo por creer que todo el mundo es honesto y justo.
Gracias por leerme! Yo también te voy visitando, esta vez estás fucsia no?

El Arrepentido que se arrepintió dijo...

por aqui tambien tenemos de esos, pero estan todos en escuelas especiales.

Sigo rojo, creo que ya debes jubilar tu pantalla.

Gracias a tí por leerme too