jueves, 15 de marzo de 2007

El Madrugón de Corniales ("8oooo)

Inicio

Anterior


La Magnitud de la tragedia: Ir y volver en un solo día

Las 04:30 de la mañana. Algunos interneteros y bloggeros se acaban de ir a la cama no hace ni 3 horas. Suena el despertador de la mesita de noche de David. Hoy toca ir, con escalas, a Hannover (janofa para los alemanetes) y de forma cruel empieza un largo día de tortura para su cuerpo.

De vez en cuando, sucede lo de la broma del viaje en el día. Levantarse cuando las calles no están puestas, ni las farolas, el sol no digamos...meterse en un avión, estar en una feria y volver por la tarde-noche...sin olvidar el coche a troche y moche...lejos de Bariloche...es algo que destroza, sinó machaca, el cuerpo de cualquier ser viviente.

Suena el repetido a las 04:35. Entre lagañas de 1 cm y aullidos de despertar, David empieza a desperezarse. A esa hora, la calefacción no calentó aún, con lo que salir de la cama no era ya un esfuerzo sinó una heroicidad. Finalmente, obviando más de sus procesos bioquímicos -y saltándonos la micción que hizo de pie y salpicando- ...se agradeció la ducha y el afeitado. David era ya un hombre nuevo.

Le empezó la prisa. Cafe con leche y maleta de día y para el coche. Abrir puerta de garaje (David es afortunado porque vive en casa con bajos, bueno afortunado....su padre y afortunada su madre) Se sienta en su coche de segunda mano (es de 4rta pero no hacía falta decirlo, sin aire acondicionado ni dirección asistida, aunque le gasta poco, sabeis, pues...nada para otro post) Se pone en marcha y se dirige a la gran ciudad, al aeropuerto. Esta vez los frenos le funcionaban. La semana pasada cambió el mismo las pastillas y no sangró el hidraulico, con lo que frenaba como con almohada. Entonces era mejor ir a 10km/h para poder frenar. Pero eso es otra historia.

Luego de un par de horas llegó al aeropuerto. Una vez aparcado en un aparcamiento de miles de coches, perdido ahí. Con su maletita, se fue para el check-in. Y cuando llegó allí...horror qué cola! Madre de Dios del Amor Hermoso, ¿pero es que va todo Dios a la feria? Se añadió a una de las colas, la que le pareció más corta.

Luego de unos minutos laaargos le tocó. La cola era de equipaje de mano. David dejó la maleta en la báscula: 12 kgs.
-Lo siento Señor, sólo se permiten 10kgs
-Pero si solo son 2 kgs de diferencia.
-Lo siento mucho señor
El chico, un jovencito aún más que David, quería cumplir las normas rigurosamente. Y no se daba cuenta que con esa actitud tan sólo conseguía crispar al personal.

David abrió la maleta y sacó la PDA, los apuntes de química y un par de libros de gran necesidad:Sabor a hiel, de A R Quintana, y Por qué yo, de Tadeo Fuertes.

Volvió a colocar la maleta en la báscula, no sin antes mirar la cara de estupor e ira del jovencito de IBERIA, al que se le fueron los estribos, más o menos así:
-Que no, que no es correcto, debe facturar, no puede sacar eso...etc etc XFERGERGER

Bueno deseaba contaros el suceso en su totalidad, pero os lo voy a resumir. David miraba para todas partes, se dijeron tres veces el nombre del cerdo, el chico pedía a los siguientes de la fila que pasaran, David que no se movía del sitio del check-in...luego el jovencito se cambió al check-in de al lado, y David, cogiendo maleta y todo su material, se desplazó también ahí, así como toda la cola tras él. El de Iberia no sabía donde ponerse. Más gritos. Más discusión. Finalmente aparece el guarda. Allí hablando. Al final, después de muuucho más rato, David acepta la derrota y se cambia de cola a otra de facturación, hiper larga, como tres veces más larga y con grupos que tenían tropecientas maletas cada uno.

Entonces, David vio a Josmar. Josmar era un amigo de la uni, otro químico que había conseguido entrar en la industria farmacéutica. Estuvieron hablando un poco, David le explicó la situación. Josmar le dijo que eso que pasaba era Superfuerte. Finalmente, Josmar le pidió el billete, para verlo. David le dio una hoja de papel. Josmar se quedó observando el papel durante unos segundos, subió las cejas, miró al techo, y acto seguido a su derecha. Se dirigió a una de estas máquinas de auto checkin que ahora hay a miles pero cuando sucedía la historia había solo una y con el mensaje de igual no funciona. Josmar da con el dedo en la pantalla, selecciona una opción, entra el código y...albricias, acto seguido se imprime la tarjeta de embarque. Los ojos de David hacían chiribías, y prometió no se cuantas cosas a Jesmar digo a Josmar. Quedaron que se verían, aunque él tenía que vender pastillas anti tos en las seychelles, con lo que se iba por un mes. Qué pequeño es el mundo y qué poca diferencia de trabajos verdad? y eso que josmar siempre había sido mal estudiante.

David subió las escaleras que dirigían a la sala de control pensando en las Seychelles y las pastillas para la tos.

Siguiente

2 comentarios:

El Arrepentido que se arrepintió dijo...

Este señor David ¿no ha pensado en encerrarse en una burbuja de vidrio?
Porque el, al igual que los niños burbuja, no tiene defensas pero contra el mundo, es tan candido, tan inocente, tan paciente, que un dia de estos lo van a asesinar y el va terminar dandole disculpas a su asesino por salpicarlo con sangre.

Gran post Full, yo anoche apague equipo temprano porque con los relajantes musculares estaba como mata de apio cortada a palos.

Saludos Bro

fullmoonthe dijo...

Gracias por tus visitas incondicionales!

Mejórate, que tienes que estar perfecto!

sl2