lunes, 26 de marzo de 2007

Ovejas: Visita a la granja. Corderitos, Corderas y otros faunos

Feliz lunes chicos, arriba perezosos!!

Si inner se entera de que estoy escribiendo esto, ya me pone la marca del Friki para toda la vida. Pero las fotos son buenas (?) y hay que aprovechar.

El pasado Sábado sabadete, aburridos como estábamos, fuimos a pasear, y decidimos encararnos a una nave cubierta que había en una zona elevada. Esta nave está totalmente abierta, es decir, sólo tiene techo y columnas, y tres paredes. Es como un remanso, como una gigantesca cueva de forma cuadrada. La luz por tanto, le entra por el lado que no tiene pared ni puerta. Supongo que lo hacen así porque es la única manera de conseguir la ventilación necesaria para tanta oveja.

En cuanto llegamos a la entrada del encercado, apareció el granjero, y muy amablemente nos invitó a entrar. Por supuesto que no perdimos esa oportunidad.

Esa primera nave acomodoba a unas doscientas ovejas hembras, es decir, corderas, que se dedicaban a eso, a procrear. Entre ellas, multitud de corderillos corrían de un lado para otro. Ante nuestra pregunta sobre la tanto monta monta tanto, nos dijo el granjero que era natural, es decir, que cada ovejo montaba a su u otras ovejas, para conseguir los ansiados corderitos (que luego, para que quede claro, nos los comemos)

Lo que sí confesó el granjero, era que el celo era provocado. Es decir, a las hembras, la salidera se la inyectaban (cosa harto útil por cierto, no sé si funcionaría en humanas)

Por cierto, una de las ovejas, acababa de parir, y tenía hum la placenta aún colgando (Diox) y la ovejita temblando.

Una vez visitado todo, el granjero nos dirigió a la zona de machos. Aunando morbo, curiosidad y tiempo libre, nos encaminamos ahí. Había mucha cornamenta, señal unívoca e inequívoca de que había mucho cabrón suelto (1er coment: bueno, de suelto nada, sujeto)(2do coment: no es el único lugar en el que hay mucho cabrón suelto, me pensé para mis adentros)

Allí, según nos señaló el granjero, en una esquina, estaban los que ya les tocaba. Normalmente, no experimento ninguna sensación en particular sobre estos temas, pero después de haber visto tantas pelis, me imaginé a los bichos esos contando sus últimas horas. Pero bueno, no quiero añadir más morbo.

Dejamos la zona con un escalofrío y nos fijamos en unos corderetes separados, en su corral, sólo dos con dos padres. Las crías parecían ser las mismas, pero los parientes eran cabras. No había mucha diferencia (pero sí cierta deferencia) en los babies, y otro pensamiento me acudió, el del buen sabor que tenía la leche de cabra, y su cuajada natural hecha con cardo.

Felizmente por la experiencia y la oportunidad, dejamos a pie el lugar y nos encaminamos según nuestro paseo y ladeo acompasado, a la búsqueda de paisaje sin barreras y vista sin obstáculo. Y nos pasó el resto de la tarde en un santiamén, disfrutando de una puesta de sol en las montañas y unos campos en la distancia, con sus casitas a lo lejos, más bien pocas.

Si no es en este, en otro os pondré una foto de lo que os quería hacer sentir.

Madre con su hijito-a



Pequeñito ito


Recién nacido


Hola!!


Multitud, corriendo parriba pabajo

9 comentarios:

María dijo...

me encantan los animales, me he reído mucho ¡ovejo!
Se dice cordero ¿no?
Un beso.

fullmoonthe dijo...

se le puede llamar como tú quieras...el caso es pasar un buen rato

slts

Alicia dijo...

Yo, es que... se puede decir que soy asquerositamente urbanitas. Y por no poner un post displicente, que estamos a lunes, diré que debe ser una experiencia interesante...

Un beso, full y gracias por las afotos.

fullmoonthe dijo...

tu compañía es más que suficiente (eso no quiere decir que tengas que estar calladita)

este ...pues eso ovejas eso es lo que hay hoy huy! Hey, gracias por lo de las fotos de los chicos

pets

inner dijo...

k lindos...

fullmoonthe dijo...

es que eres un se nti mental...

röşariö dijo...

pos a mi lo que me llamó la atención cuando vi la vuelta de las ovejas con sus corderos por la tarde era el cuadre que cada una hacía con el suyo y como los corderos buscaban a su madre: se liaba una de balidos y un trasiego... hasta el punto que cuando un corderillo se equivocaba y se trataba de enganchar a la teta de la madre que no era la suya, ésta se lo quitaba de enmedio con una patada y seguía buscando al suyo; al final, ya todos cuadrados, cada oveja con su cordero, se imponía el silencio y todos mamaban a destajo.... que belleza

fullmoonthe dijo...

es que mamar lo que es mamar hay que hacerlo bien hecho

saludos y buena cocina

El Arrepentido que se arrepintió dijo...

Un buen fuego de leña, un cordero de alrededor de un año, sal, vino tinto (para los comensales), dos varas de eucaliptus y ¡A comer!