miércoles, 28 de marzo de 2007

Lotería o Herencia: Te Tocan Cien millones. Tú, que harías?

Esa es una cuestión hartamente tratada en los diarios personales (me refiero a los que se escribían antaño, aquéllos de puño y letra que sólo leía la adolescente y su hermana a escondidas) y no tan personales: Qué haría si me cayesen un porrón, ahora, de euros.

Bueno, hace poco una compañera me comentó su lista, hecha hace tiempo: que si montar a caballo, que si empezar Psicología (la carrera), que sí comprar esto u lo otro.

Hay muchos, que directamente lo que harían es comprarse un coche. O una moto. O un patinete.

Hay otros, como ese famoso gallego, que se dedicarían a agasajar a todo su prójimo, repartir dádivas hasta que ellos mismos, despojados de todo ese bien, acabasen peor que antes de recibir el montón de billetes, quizás en la calle y ahora sí, sin amigos.

Otras señoras madres de mucho respeto, les comprarían un piso a sus hijos.

Ah la vuelta al mundo, no os olvideis de ella. Muchos optarían por este deseo como el primero después de conocer la buena nueva.

Ahora que me sale, también mencionaría que todos, absolutamente todos los que serían encuestados, confesarían que dejarían su puesto de trabajo.

Bien, pues no consigo encasillarme en ninguno de estos deseos. Cuál sería mi necesidad, mi posibilidad en caso de ser privilegiado con tamaña buena suerte?
Admito que viajar, lo que es viajar, no me acaba de convencer. Pero sí me atrae conocer países y gente nueva. Y de hecho, esto lo puedo hacer por internet. En cuanto a los coches, por supuesto que son necesarios, pero en resumidas cuentas, para mi, ahora, sirven para ir de A a B. La comida? Oye chicos, no puedo pasarme que me sube el colesterol y los triglicéridos. Ah, y los cuatro kgs que tenía que perder, madre de dios. Prefiero no hablar del alcohol ya porque eso ya lo tendría que tener vetado.

Una chica dirá: cómprate ropa! Oh My GOD!! La ropa, hija mía, para un ingeniero de pro, es accesoria, y cuanto menos cueste de guardar, limpiar, poner, y sacar, pues mejor (por supuesto que planchar ni lo mentamos) Aún mejor si es poca, para no tener dudas a la hora de escoger modelos y colores para combinar (combinar! qué es eso!! Ah, que la ropa tenga colores parecidos, Diox qué cruz)

Bueno pues sinceramente, ya sé que vuelvo a lo mismo, yo si me tocasen unos milloncejos, me echaría amante, que hoy es lo más caro que hay, suponiendo que tuviera tiempo claro. (suponiendo que tuviera más tiempo quiero decir, tiempo...libre)

(me daba por poner una tia en bolas pero hoy lo dejaremos así)


5 comentarios:

María dijo...

Pues yo no sé que haría. Quizás comprarme una casa grande, un caballo -para cruzarlo- mejor dos, y muchos perros. Y viajar, me encanta. Ah e irme a un hotel-spa de lujo que hay en la isla de la Toja...
Total que ya me lo habría gastado jajajaja
Un beso.

fullmoonthe dijo...

hay una idea que a veces me acongoja, y es que, a partir de un cierto dinero, tú mismo pierdes valor, te lo arrebata el mismo dinero. Puedes verlo, pequeño saltamontes?

besaazo

María dijo...

sal-ta-mon-tas

a ese apuro no he llegado aún, pero imagino que la persona que se deja arrebatar su valor por Dinero no es persona. O aunque sea muy rica es demasiado pobre.
Me explico, cucaracho? jajajaja
Hasta mañana, un beso.

fullmoonthe dijo...

eres un amor
hasta mañana si no nos vemos en tu bliojj

besito ootra vez

El Arrepentido que se arrepintió dijo...

Siempre he sido de la idea que la única forma de disfrutar tamaña cantidad de dinero sería viviendo como pobre, es decir, vestimenta, alimentación y disfrutar de las cosas simples de la vida; el exesivo lujo terminaría por ahogarme, sin poder dormir por la preocupación de que me vayan a birlar el dinero o las cosas.

Lo he visto un par de veces, cercanos con una repentina prosperidad se ahogan en la desesperación por no bajar del "nivel" que alcanzaron.

Muy Triste.

Saludos Full